Cuidado con los fantasmas de la Navidad


En estos días tan entrañables de navidad no nos queda mas que los buenos deseos, la felicidad y los empachos de comida y bebida en cantidad que no hacen sino emborracharnos el ego de buenas palabras y deseos. Pero quizá no siempre fue así. ¿Puede haber o hubo alguien a quien no le gusta la Navidad? , no le gustan los regalos, no es feliz en Navidad, ni es feliz viendo como son felices los demás. Tampoco es caritativo, ni le gusta oir los niños de San Ildefonso, ni los anuncios de la Navidad. ¿Puede haber alguien como "Scrooge"? Puede ser alguien tan huraño e insensible. Pues quiero pensar que no, pero si lo hubiera quizá no sería tan malo como creemos. Poder escuchar a alguien crítico, implacable, impasible y recto en sus convicciones aunque fueran tan antisociales. Estamos cansados de escuchar y ver tanto discurso pensado para agradar que ya pierde toda su credibilidad. Todo es agradable a los ojos de Facebook, la televisión o la simple vida. Todo es correcto pero al fin y al cabo, ¿es autentico? Lo ideal sería tener una visión crítica y ser caritativo pero para ser sinceros el mundo se ha convertido en un selva, aun mas en internet en donde todo es marketing y la autenticidad se paga a precio de bitcoin.
Pero para cuentos, "cuento de navidad" hoy no os traigo una película, ni una serie pero si que las interpretaciones que os traigo están a la altura de cualquier gran película. Meteos totalmente en este ambiente muy bien recreado y reflexionad sobre lo que a veces hacéis mal o en lo que pasaría si no estuvierais. Como sería aquella persona a la que alguna vez ayudasteis incondicionalmente, ¿hubiera salido del bache sola?. A veces no pensamos la consecuencia que nuestros actos pueden llegar a producir. Sed felices en esta Navidad y disfrutad de este cuento tanto como yo lo hice al escucharlo. Volved a ser niños tan solo por un ratito.

"Cuento de Navidad"



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Google+ Badge